Terranova

Existen varias teorías sobre los orígenes de este majestuoso perro, se tiene pocos datos, pues la isla de Terranova estuvo deshabitada hasta el siglo XVII. En ese siglo los pescadores vascos trajeron perros (Labradores, Mastines del Pirineo, Montaña del Pirineo), por lo que puede ser descendiente de estos. También esta la hipótesis de ser descendiente del mastín Tibetano, y adaptarse a las dificultades climatológicas de la zona, con un manto aceitoso y unos pies palmeados. Estuvo a punto de desaparecer en el siglo XIX, las autoridades limitan la presencia de perros sobre la isla, gran cantidad de estos perros fueron llevados a Inglaterra, donde se recuperó la raza. A mediados de ese siglo se pone de moda entre los artistas, como el pintor Landseer y los poetas Burns y Byron. Dicen que un Terranova salvo a Napoleón de morir ahogado en la isla de Elba. En 1860 fueron presentados 6 ejemplares en la exposición de Birmingham, cuatro años más tarde el príncipe de Gales presentó a su perro. En 1978 es reconocido por el Kennel Club. En 1886 se crea el primer club del Terranova.

Byron escribió a su Terranova “Cerca de aquí reposan los restos de un ser que poseyó belleza sin vanidad, la fuerza sin insolencia, la valentía sin ferocidad y todas las virtudes del hombre sin sus vicios”

Es un animal grande, macizo y musculoso. La cabeza es grande y ancha. Ojos marrones, hundidos y separados. Las orejas son pequeñas y colgantes, arrancan muy atrás, están muy adheridas a la cabeza. El hocico es corto y cuadrado. Protuberancia occipital bien evidente. Cuello robusto, bien ubicado en los hombros. Caja torácica potente. Dorso ancho. Pecho caído y ancho. Extremidades rectas, musculosas, puede tener espolones. Pies anchos, palmeados, favoreciendo la natación. Cola de longitud media, baja, gruesa, cubierta de pelo. Tiene pelo liso, largo, denso y graso, es impermeable, ofreciéndole una gran protección contra las heladas aguas. De color negro, marrón o blanco con manchas negras. El macho mide 70 cm, pesando unos 70 kilos. La hembra unos 65 cm de altura, y unos 53 kilos de peso.

Es un perro valiente y fiel, dispuesto a superarse por complacer a su dueño. Mantiene una relación muy estrecha con su familia, no soporta estar sin ellos. Le gustan los niños, a los que protege. Es un animal muy sociable, dulce, tranquilo y afectuoso. Un animal inteligente, comprende rápidamente lo que le piden, pero nada se consigue de él con violencia, debe ser tratado con dulzura pues es muy sensible.

Es un perro fuerte, activo y resistente, ideal para trabajos duros. Se hizo popular por su trabajo como perro de salvamento, tan valorado como el San Bernardo para los escaladores de los Alpes suizos. Recogía a los marineros que caían al agua, era utilizado por los marineros para acercar las redes y atrapar pescados. Su instinto de salvamento es innato. También tiene éxito como cazador, guardián (disuasivo por su tamaño, pues por su bondad no dañaría a nadie), pastor, perro de correo o de arrastre.

Necesita un cepillado mensual de su manto, y en época de muda a diario. También necesita pasear varías horas al día, necesita consumir energías diariamente.

Baños en ríos le harán muy feliz. No soporta el calor. Necesita elevadas necesidades alimenticias.