Carlino

También conocido como Pug, Carlin o Mops. Se dice que el nombre de Carlino lo recibió en honor de Carlino Bertinazzi, intérprete de Arlequín, que llevaba una máscara negra. Y el nombre de Pug, puede descender del latín pugnus(puño) refiriéndose a la forma de la cabeza del Carlino.

Tiene origen en el Extremo Oriente pues desciende de los perros Pai, apreciados por los emperadores chinos. En el siglo XVI había sido llevado a Holanda en los barcos por mercaderes como preciadas mercancías, convirtiéndose en mascotas de reyes y aristócratas.

Guillermo I, príncipe de Holanda poseyó varios ejemplares de esta raza. Al parecer, uno de ellos, ladrando aviso del ataque de tercios españoles. El Carlino fue utilizado como símbolo a favor de la familia real. Mohilof, el Carlino del duque de Enghien, fiel a su dueño hasta tal punto que cuando lo enviaron a los fosos de Vincennes, donde el duque iba a ser ejecutado, el perro permaneció horas lamentándose. En 1883 se hizo el estándar de la raza Y se creó la Sociedad Canina Británica del Pug.

Es un Moloso en miniatura, fuerte a pesar de ser pequeño. La cabeza es grande, maciza, sin surco central sobre el cráneo, en forma de puño, con numerosos pliegues en la cara. El hocico es corto, obtuso, cuadrado, no levantado. Ojos oscuros, saltones, muy grandes, globulares. Orejas finas, aterciopeladas, en forma de rosa(oreja pequeña caída por encima o hacia atrás enseñando el oído) de botón (cuelgan hacia delante, con la punta cercana al cráneo, cubriendo el orificio y apuntando hacia el ojo). El cuerpo es corto y macizo, con pecho poderoso, tórax amplio y costillas de barril. Extremidades no muy largas, rectas, fuertes y musculosas. Pies nunca redondos, con dedos bien separados y de uñas negras. Cola alta y enroscada totalmente. Tiene pelo liso, fino, brillante y suave. De color albaricoque, negro o plata. La altura de un macho cerca de los 28 cm, la de la hembra 25 cm. El peso alrededor de los 8 Kg el macho y los 6 Kg la hembra.

Su única utilidad es compañía, y es ideal para esta tarea pues es un animal tranquilo, dulce y gracioso, al que le gusta jugar con los niños. Es leal y afectuoso con su amo. Se adapta muy bien a la vida en un piso, vigilará su casa con ladridos, aunque es silencioso. Es inteligente y discreto, y tozudo. Pero mal educado puede ser huraño y antipático, por eso hay que educarlo desde el principio.

Por su hocico aplastado no tolera el calor. Y a la hora de dormir ronca. No debe dejarse encerrado en el coche y conviene evitar largos trayectos, así como excesivo ejercicio. Debemos limpiar con atención los ojos con una gasa humedecida en agua o suero fisiológico, son su punto débil, pues son propensos a irritaciones y enrojecimiento. Y también a sus pliegues de la cara, y quitar la suciedad que queda. Tiene tendencia al sobrepeso, así que cuidaremos su alimentación.

Su mantenimiento es de bajo coste.

Páginas interesantes:

Club Español del Carlino: http://clubcarlino.esp.st/